“Il gaucho”: Una de italianos en Argentina - itBuenosAires

itBuenosAires

ARTE E CULTURA ITALIANI A BUENOS AIRES

“Il gaucho”: Una de italianos en Argentina

gaucho - Il Gaucho Portada

En Italia se estrenó con el título “Il gaucho”. Mientras que en nuestro país se distribuyó con el nombre, quizás demasiado literal y por ello poco fiel al contenido, “Un italiano en Argentina”. Hablamos de una película de la época de oro italiana, datada en 1964, con algunos nombres ilustres, en la dirección y en la interpretación. Regia de Dino Risi, uno de los grandes directores de la commedia all’italiana. En los roles protagónicos, encontramos a Vittorio Gassman y Nino Manfredi. Son dos de los actores más importantes del panteón cómico (y también dramático) italiano. Ambos pertenecen a la época del cine peninsular que van desde inicios de los años cincuenta hasta fines de los setenta.

De Roma a Buenos Aires, “il gaucho” italiano

La trama parece sencilla. En los papeles, la troupe de una película italiana de dudosa categoría se embarca en el vuelo Roma – Buenos Aires. En Argentina, asistirán a un festival internacional de cine, pero pasarán también algunas particulares peripecias entre el campo y la ciudad, entre hoteles y gauchos. Mirando un poco más de cerca, la tensión quizás está en otra parte. Es la historia de dos italianos. Es la historia del milagro económico, de las dificultades y de la suerte despareja de aquellos que migraron en la segunda posguerra. De alguna forma, es también la narración de la relación de esos dos italianos con la propia Italia.

“Il gaucho” en contrapunto: realidad y nostalgia

El ritmo de la historia es conducido por un dinámico, entrador y un poco rufián Marco Ravicchio (Vittorio Gassman). Es 0el responsable de relaciones públicas de una productora cinematográfica italiana y líder de la misión que narra la película. Su paso por la Argentina es meramente instrumental. Ravicchio es un romano de unos cuarenta años que se mueve entre conferencias de prensa, noches de tango y asados en el campo. Además, gestiona las interesadas relaciones con el ingegner Marruchelli, Este es un magnate italo-argentino de la industria de la carne interpretado por Amedeo Nazzari. A lo largo de la historia pagará todos los gastos y hará marca personal a la delegación italiana.

gaucho - Gassman Y Nazzari
Marco Ravicchio (Vittorio Gassman) vencido por el avasallante ingegner Marruchelli (Amedeo Nazzari), máscara irónica del emigrado exitoso y nostálgico. Autor: Facebook Roberto Valentino

En el contrapunto entre Ravicchio y Marruchelli, encontramos el primer contraste en sus relaciones con Italia. Frente a cierto cansancio del primero, el ingegner emigrado años atrás recuerda románticamente su patria. Organiza spaghettate para agasajar a sus huéspedes y evoca añorante las calles romanas en pleno verano. Lleva también un gran mapa de su Roma plegado en el bolsillo del saco. Para rematar el personaje, comenta que —justamente— hizo nacer a su hija dentro de un barco italiano y que —como podíamos esperar— la bautizó “Italia”.

Otro contrapunto: los que se fueron y los que se quedaron

El empeño que pone la película para ridiculizar la surreal memoria emotiva del ingegner Marruchelli tiene más sentido cuando aparece otro emigrado. Ravicchio/Gassman ocupa buena parte de su tiempo en buscar a un amigo de la infancia que llegó a Buenos Aires años atrás. Habría “hecho la América” y podría facilitarle un poco de dinero para solventar algunas deudas en Roma. La búsqueda lo conduce al barrio de La Boca donde, entre italianos trabajadores y pobres, encuentra al amigo Stefano Liberati (Nino Manfredi). Pero lo encuentra lejos de los relatos de éxito económico y progreso social. Liberati trabaja de lo que puede y vive modestamente junto a su compañera argentina en un humilde departamento entre los conventillos.

gaucho - En La Boca
Stefano Liberati (Nino Manfredi) y Marco Ravicchio (Vittorio Gassman) se reencuentran en La Boca tras la emigración del primero. Autor: Facebook Giorgio Ballario

Allí, un segundo contrapunto. Entre la suerte de los que se quedaron y vivieron el milagro económico de la posguerra y aquellos que, habiendo emigrado, viven día a día. Para él, en esta historia no hay un inmediato final feliz. La delegación italiana parte apenas termina su participación en el festival argentino. El ingegner Marruchelli no lo ayudará a conseguir trabajo. Stefano Liberati se queda solo y pesimista viendo cómo despegan los aviones desde una de las hoy desaparecidas terrazas del Aeropuerto de Ezeiza. Mañana será otro día y habrá que pelearla de nuevo.

La otra historia

Sin quererlo demasiado, “Il gaucho” es un pedacito de la historia de la inmigración italiana en Argentina. Es una ventana tragicómica sobre las dificultades, del sabor agridulce del recuerdo, de la distancia, de la comparación con quienes no emigraron. En otras palabras, una buena alternativa para conocer una posible versión italiana de la historia que aprendimos en familia. 
Si querés mirar la película “Il gaucho”, podés hacerlo aquí.

Autor de la imagen de portada: Facebook Carnet de Voyage Mar del Plata

“Il gaucho”: Una de italianos en Argentina ultima modifica: 2021-11-29T09:53:17-03:00 da José Grillo

Commenti

Subscribe
Notify of
2 Commenti
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Katherine Alexandra Giudice

¡Genial! 👏

Julieta B. Mollo

Molto interessante!!

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
4
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x