Senza categoria

La Casa Redonda: otra joya de Mario Palanti

La Casa Redonda - Panoramica

Ubicada en la intersección de las calles Ortiz de Ocampo y Eduardo Costa, la Casa Redonda es considerada la casa más emblemática de Barrio Parque. Fue construida en 1922 por el maestro italiano Mario Palanti, autor del famoso Palacio Barolo, junto al arquitecto Algier. Hoy sus puertas están cerradas al público (se dice que su dueño vive en el exterior y prefiere mantener su identidad bajo secreto). Pero eso no nos impide conocer al menos desde el exterior otra joya porteña que forma parte del legado italiano en nuestra ciudad.

La Casa Redonda - Entrada Ph. Sabrina
PhotoCredit: Sabrina Cabrera

La Casa Redonda: el origen

La Casa Redonda cuenta con más de 800 metros construidos que se encuentran distribuidos en dos plantas. Se la conoce como la residencia privada más importante que hizo Palanti y que ha quedado en pie. Una de las teorías en cuanto a su origen es que el arquitecto la construyó para la familia Fevre, dueña de una concesionaria de autos Chrysler que está situada en diagonal a esta propiedad.

La Casa Redonda - Casa Redonda Ph Sabrina
PhotoCredit: Sabrina Cabrera

Una casa, muchas historias

Por su estilo, la Casa Redonda pertenece a la corriente art noveau. La construcción perteneció y fue habitada también por la familia Soler. Además, fue sede de la Embajada de Irán hasta 1980, cuando todavía estaba en el poder el Sha Mohammad Reza Pahlavi. Tiempo después, funcionó como galería de arte abierta al público. Se convirtió así en el showroom donde reconocidas firmas internacionales como Fendi Casa, Roberto Cavalli Home, Molteni & C y Boca Do Lobo expusieron sus muebles y objetos. Los distintos ambientes de la casa estuvieron adornados con diversos cuadros de artistas como Luis Felipe Noé, Juan Doffo y Juan Astica, entre otros.

La Casa Redonda - Detalles Entrada Ph. Sabrina
PhotoCredit: Sabrina Cabrera

La Casa Redonda: detalles de lujo

Faroles y rejas ornamentadas, vitrales, galerías y hasta una espectacular torre con mirador – desde el cual la vista, seguramente, debe ser estupenda – son solamente algunas de las características arquitectónicas de la construcción. Pero quizás uno de los detalles más misteriosos está relacionado con el portón principal. Para muchos, los relieves que éste posee evocan a Dante, autor de la Divina Comedia, y a su amada Beatrice. Es prácticamente imposible cansarse de observar y estudiar las distintas particularidades que hacen de esta construcción una obra digna de ser visitada al menos una vez en la vida.

La Casa Redonda - Detalles Ph. Sabrina
PhotoCredit: Sabrina Cabrera

La Casa hermana del Palacio Barolo

Hay quienes al contemplar esta joya arquitectónica de la Ciudad de Buenos Aires inmediatamente recuerdan otro tesoro porteño: el Palacio Barolo. El dato no es de extrañar si tenemos en cuenta que el autor de ambas construcciones es el mismo. Mario Palanti desarrolló su formación académica en su país natal pero gran parte de su legado lo dejó en Argentina. Llegó a Buenos Aires muy joven, con tan solo 25 años, con el objetivo de formar parte de la construcción del Pabellón Italiano. Ese se convertiría en el inicio de lo que fue para él una carrera brillante, muestra de su gran talento y creatividad.

La Casa Redonda - Farol Ph. Sabrina
PhotoCredit: Sabrina Cabrera
Julieta B. Mollo

Autore: Julieta B. Mollo

Giornalista e Professoressa di Lingua Italiana. Nata a Buenos Aires, Argentina, nel 1991. Fanatica delle serie televisive e dei film. Non so stare senza musica. Amo l’Italia, mangiare e dormire. La dolce vita 🙂 “Sembra sempre impossibile finché non viene realizzato.”
La Casa Redonda: otra joya de Mario Palanti ultima modifica: 2019-09-04T10:20:54-03:00 da Julieta B. Mollo

Commenti

To Top