Los Guida: mis sicilianos favoritos - itBuenosAires

itBuenosAires

ITALIANI A BUENOS AIRES Usos y costumbres

Los Guida: mis sicilianos favoritos

Guida - Los Guida Familia

Les debo mucho a los Guida. Me enseñaron la italianidad. Y más todavía: la sicilianidad. Eran una familia vecina, vivían a una casa de la mía. Pero eran de Catania. Desde los 3 años, todos los domingos, los visitaba. Eran compadres con mis viejos. Lo que al menos en ese momento era una relación sagrada. Sobre todo entre sicilianos. Salvador y Rosita eran hermanos. Salvador era padrino de mi hermano. Y Rosita madrina de mi hermana. Mis padres eran padrinos de Flavia (hija de Salvador). Y sus padres eran: Don Mario y Doña Juana. En su casa hablaban siciliano. Por lo que para mí fue mi segunda lengua. No conocí a ninguno de mis abuelos hombres. Por lo que ellos se convirtieron en abuelos adoptivos. En especial Don Mario.

Los Guida Don Mario Joven
Don Mario Guida joven Autor familia Guida

Catania en Buenos Aires: los Guida

Para mi era como viajar. Ingresar en su casa era pasar a otra dimensión. La Gazzetta dello Sport, la revista L’Ora. Teléfono!! gritaba Doña Juana si el aparato sonaba. Rosita trabajaba como una loca para recibir a su hermano, Salvador. Que llegaba con su mujer Dora y sus hijos Mario y Flavia. Indefectiblemente, cada domingo, a pasar el día. Desde Olivos a Parque Avellaneda. Café preparado en la Volturno. Cannoli, servilletas de papel rojas o verdes. Pasta al forno. Don Mario hacía alguna broma. Su hijo Salvador le decía: Assettati mutu! (sentate callado). Don Mario se sentaba entre risas. Y siempre se le caía en la silla el pañuelo que llevaba en el bolsillo de su pantalón. Doña Juana permanecía la mayor parte del tiempo callada. Escrutando. Yo jugaba con Flavia (que es contemporánea). Y Mario leía revistas de autos. Un gran jardín era el lugar de la merienda.

Rosita Guida y su perro Tony
Rosita Guida y su perro Tony Autor familia Guida

Rosita tenía una paciencia increíble. Cocinaba, preparaba todo. Era cosmetóloga, cosmiatra. Y sabía mucho de astrología. Y del horóscopo chino. Enorme anfitriona. Tenía devoción por nosotros. Nos hacía pintar, dibujar. Grabar en una cinta de Geloso. Siempre estimulándonos. Un ser de otro planeta. Era hermosa. Y sicilianísima. Diseñaba su ropa. Y parecía una diva. Se maquillaba increíble. Don Mario, era sastre. Pero de lujo. Siempre me comentaba que en su época hacían lo imposible para que no se vea la etiqueta. Y que ahora era todo lo contrario. Había que mostrar la marca. Era un señor. Muy delgado, elegantísimo. Afable, con una enorme sonrisa. Y un envidiable buen carácter. Su escape era ir a hacer las compras. Tardaba todo lo que podía. Hablando con vecinos. Esa era su distracción. Doña Juana (su esposa),siempre fue seria, grave, severa.

Sicilianitá

Salvador era el primogénito. Era como un príncipe árabe. Y un auténtico self made man. Había salido de la nada. Estudió química y empezó a trabajar para los laboratorios Ciba-Geigy. Viajaba por todo el mundo. Especialmente a Suiza. Desde donde nos traía unos deliciosos chocolates con envolturas de paisajes soñados. Muy serio. En las sobremesas de calor cortaba un limón y lo chupaba. Yo miraba todo como en una película. A veces aflojaba un poco el personaje y tenía un humor irónico y muy ácido. Dora era su esposa. Riojana. Por lo que entrar a esta clan no le fue fácil. Me adoraba. Y yo a ella. Era un poco despistada. Pero siempre se sonreía. Flavia (la hija) es como mi prima. Nos queremos mucho. Tiene un aire a Sofía Coppola.

Los Guida. Juana, Mario y Rosita
Doña Juana, Don Mario y Rosita Autor familia Guida

Con el paso de los años pude hacerle ver a Don Mario películas filmadas en Sicilia. “A Terra Trema“, “Salvatore Giuliano“, “L’Uomo delle Stelle“. Recuerdo en la biblioteca el libro “El Siciliano” de Mario Puzo. También estaban “La Argentina del Siglo 21”, de Rodolfo Terragno. Junto a libros de Ludovica Squirru y masoterapia. Salvador me hizo conocer Italia, Sicilia, Catania En Sicilia descubrí a otro Salvador. Sonreía, disfrutaba. Era otro. Todos vinieron después de la segunda guerra. Vivieron bombardeos. Y ya no están. Quedan Mario y Flavia. Y yo les debo mucho a los Guida. Tanto, que no puedo expresarlo en un solo texto.

Autor de la imagen de portada: Familia Guida

Los Guida: mis sicilianos favoritos ultima modifica: 2021-10-06T08:01:00-03:00 da Tano Murri

Commenti

Subscribe
Notify of
5 Commenti
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Julieta B. Mollo

¡Gracias por compartir esta historia con la comunidad, Tano!

Flavia Guida

Gracias Tano por traer estos recuerdos. Por un rato volví a revivir los domingos de nuestra infancia! Somos familia!!

¡Gracias! Hermosa nota. 😊

Me hiciste imaginar las vivencias de mi abuelo siciliano que no alcancé a conocer. Buen viaje a la Italia, gracias Tano, seguí pintando de historias esta tela.

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x