Heladería Scannapieco: la cultura del trabajo a conciencia - itBuenosAires

itBuenosAires

Gastronomía Italianos en Buenos Aires

Heladería Scannapieco: la cultura del trabajo a conciencia

Scannapieco - Helado y cuadros

Hijo de padres italianos, Juan Andrés Scannapieco se convierte (a través de esta nota) en la voz de la Heladería Scannapieco. De ella forma parte como tercera generación de maestros heladeros. “Me dedico no solo al control y elaboración del helado con la colaboración de mis hijas (cuarta generación), sino que también a la completa administración del negocio”. No se pierdan, a continuación, esta dulce historia familiar que nace de la unión de Italia y Argentina.

Heladería Scannapieco: los orígenes 

“Mis abuelos paternos Andrés y Josefina (una joven pareja recién casada) llegaron a Argentina en 1935, provenientes de la Costiera Amalfitana”, cuenta Juan. “Luego de un par de años de haberse establecido originalmente en el barrio de La Boca, se mudaron a Villa Crespo. Ahí abrieron su propio negocio”. En Italia, el oficio de Andrés era el de maestro pastelero. Al pisar suelo argentino, y a raíz de haberse relacionado con un compatriota, “prestó su sabiduría en la antigua heladería Saverio” indica nuestro entrevistado. “Pasado un tiempo, sintió la necesidad de independizarse; y desarrollar sus propias recetas, que tenían una magnífica combinación entre la elaboración tradicional del helado, sumado a sus valiosos conocimientos en gastronomía pastelera”.

Scannapieco - Entrada Heladeria
Autor: Juan Andrés Scannapieco

El primer negocio

Fue en el año 1938 que los abuelos de nuestro entrevistado abrieron su primer negocio en nuestro país. El mismo estaba ubicado en Av. Córdoba 4826 (antiguamente Rivera 826). Apostaron, tal como señala Juan, a la novedad de sus recetas, “que incluía el estricto respeto por la calidad de los productos, y su óptimo tratamiento. Así, se diseñó un libro de recetas de familia, que atraviesa las décadas, que se adaptan a la nueva tecnología, sin traicionar el espíritu artesanal y natural que nos caracteriza”.

La familia se agranda

Los abuelos de Juan tuvieron tres hijos: Juan José (padre de nuestro entrevistado), Emilio y Carlos. “Ellos se esforzaron para seguir desarrollando el negocio familiar, al que se dedicaron con alma y vida, imprimiéndole transparencia en la confección de los productos naturales, y sentido ético innegociable a su labor”.

¿Qué rasgos de Italia se reflejan en la heladería?

“Lo más distintivo de nuestros productos es que continúan la tradición italiana sobre la elección de productos de primera calidad para su elaboración. Y la sencillez y pureza en su utilización, sin que intervengan aditivos artificiales, de manera tal que el gusto final responda a la expectativa que se tiene sobre los distintos sabores. Les contamos una curiosidad: en familia, ante la pregunta de cuál era nuestro mejor helado, solíamos responder ‘todos’; porque, en cada uno de ellos, se buscaba la mejor experiencia posible en su degustación”. Juan aclara que, si bien existen sabores que suelen ser muy solicitados, ellos (como elaboradores) le dedican el mismo esfuerzo a todos y cada uno, sin discriminar. La italianidad también se refleja en la estética del local. En su interior, podemos encontrar cuadros con el mapa de Italia y sus capitales, imágenes de la Costiera Amalfitana, y cerámicos provenientes de Vietri.

Scannapieco - Helado Y Frutillas
“La evolución respecto a nuestros comienzos está fundamentalmente asociada a cuestiones tecnológicas, aunque la parte artesanal está muy presente en la elaboración”. Autor: Juan Andrés Scannapieco

¿Qué representa la heladería Scannapieco para tu familia?

“Existe una tradición familiar muy arraigada que hace que, quienes formamos parte de ella, decidamos dedicarnos al apasionante universo del helado; y desarrollar nuestras vidas alrededor de esta profesión. Particularmente, esta pasión es parte fundamental en mi vida; y la desarrollo de acuerdo a los valores que me fueron inculcados de niño, acerca de ejercerla con esfuerzo y respeto por nuestros clientes y por la calidad innegociable de los productos ofrecidos. Aprendimos también a escuchar las críticas constructivas, y hacer tesoro de las mismas, lo que nos ha permitido mejorar día a día”.

Legados que atraviesan generaciones

“Nosotros somos la tercera generación, hijos de Juan José, y nos formamos en esa cultura del trabajo a conciencia, legado de nuestros mayores. De la misma manera en que yo lo recibí, intento transmitirles a mis hijas el amor por esta profesión. También, tenemos el placer de recibir visitas y consejos invalorables de mi tío Carlos, hijo de los fundadores. Él nos acompaña sin falta, todos los fines de semana, para brindarnos su apoyo, y recordar viejos tiempos”.

Costumbres italianas que no se olvidan

Juan recuerda que tanto sus padres, como sus abuelos y tíos, solían tener conversaciones en idioma italiano (mayormente en dialecto napolitano). “Por lo que, orgánicamente, fui incorporando el mismo, y detalles de la cultura y costumbres italianas reflejadas en esas charlas”. De ese modo, nuestro entrevistado se fue nutriendo de historias y anécdotas sobre la vida en la Italia de su época. “Además, en nuestras comidas diarias, se podían apreciar recetas de origen italiano, y el uso de los productos habituales en su gastronomía. Y esa manera tan particular que tienen los italianos de valorar la simpleza por el tratamiento de los alimentos y su calidad, lo que reconocemos como dieta mediterránea”.

Scannapieco - Clientes

“Estamos cumpliendo el sueño de volver a ofrecerles nuestras delicias heladas, una vez más. Y, ahora, desde el corazón del barrio de Colegiales”. Autor: Juan Andrés Scannapieco

Un viaje a los orígenes

Juan cuenta que, al cumplir veinte años, y por una cuestión familiar, decidió viajar a Italia. Permaneció por dos décadas en la ciudad de Salerno. “Me casé allí con Sonia, mi esposa italiana, con quien tenemos tres hijas, María Teresa, Selenia y Maylen, todas italianas. Allí, mi actividad estuvo asociada a la gastronomía. En determinado momento, sentí la necesidad de volcar tanta experiencia adquirida en el primer mundo, volviendo a Argentina para ponerme al frente del negocio familiar”.

¿Qué distingue a Scannapieco del resto de las heladerías? 

“Preferimos que sea la gente la que conteste la pregunta acerca de cuáles son nuestras virtudes con respecto a nuestros colegas. Pero lo que podemos asegurar es que nuestros insumos son de alta calidad. Y nos preocupamos por el óptimo tratamiento de los mismos en la elaboración del helado. Respetamos el libro de recetas familiar, que nos ha servido como guía para que el sabor del producto permanezca inalterable, más allá de la incorporación de nuevas tecnologías. Si bien podríamos ser calificados como una heladería artesanal tradicional, destacada por los gustos clásicos, también damos lugar a nuevas tendencias”. Las mismas, tal como indica Juan, incluyen la incorporación de productos exóticos y productos veganos. “Y trabajando en creaciones propias para seguir ampliando nuestra carta de sabores”.

Autor imagen de portada: Juan Andrés Scannapieco

Heladería Scannapieco: la cultura del trabajo a conciencia ultima modifica: 2022-04-20T08:20:00-03:00 da Julieta B. Mollo

Commenti

Subscribe
Notify of
2 Commenti
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Qué genial 💪🏼

Marina Artese Grillo

Hermosa nota ❤️

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x