NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Arte y Cultura Italianos en Buenos Aires

Unión Calabresa San Francisco de Paola: historia y origen

Unión Calabresa - En 1976 llegaron al país las reliquias de San Francisco de Paola

La Asociación Unión Calabresa San Francisco de Paola es, no sólo un lugar donde se busca darle continuidad a las raíces italianas, sino también un punto de reunión y actividades para los vecinos de Núñez.

Un milagro que cambió todo

San Francisco de Paola fue fundador de la Orden de los Mínimos y santo de la Iglesia católica. Pío XII lo nombró patrón de la gente de mar de Italia y además es patrón de Calabria.
Cuando era un bebé, Francisco tuvo una enfermedad en un ojo que lo iba a dejar ciego. Sus padres se encomendaron a San Francisco de Asís, y se salvó. A partir de ahí dedicó su vida a la religión y fundó distintos conventos.
Ricardo Laino, inmigrante calabrés y principal impulsor de la fundación de la Asociación, era muy devoto de este Santo. Un día tuvo un accidente y atropelló a un chico. Laino hizo una promesa: si el chico se salvaba, iba a traer una estatua de San Francisco desde Italia.

Unión Calabresa - La estatua de San Francisco de Paola

La estatua hoy se encuentra en una capilla, dentro de la asociación.

El niño se salvó, y Laino junto a un grupo de amigos, también calabreses, fue a buscar la estatua al Puerto de Buenos Aires. “Primero se colocó en una iglesia, ubicada en la calle Arco, donde se encontraba el Padre José Torquiaro”, cuenta Francisco Sanzone, presidente de la asociación. El Padre Torquiaro tuvo un rol fundamental en los inicios ya que actuó como padrino espiritual de la asociación. Junto a Nicolás Pappa, fueron los grandes colaboradores de Laino para llevar adelante a la unión contra viento y marea.

El nacimiento de la Unión Calabresa

Al igual que otras sociedades italianas en el país, la Asociación Unión Calabresa San Francisco de Paola nació con el objetivo de unirse y no perder la conexión con su tierra natal. En este caso, italianos provenientes de Sant’Agata di Esaro, un municipio situado en el territorio de la provincia de Cosenza, en Calabria.
Laino primero construyó una pequeña capilla donde se reubicó la estatua de San Francisco. A partir de ahí tomó impulso para fundar lo que posteriormente sería la asociación.
“En la primera reunión nos dimos cuenta que eramos casi todos de Sant’ Agata Di Esaro, entonces formamos una comisión de paisanos a la que después se sumaron calabreses de otros pueblos. La idea original era reunir a todos”, explica Sanzone. Este grupo adquirió un predio en Vicente López y en 1973 fundó formalmente la asociación.

Unión Calabresa - Placa recordatoria con los nombres de los fundadores.

Homenaje a los fundadores de la Unión Calabresa San Francisco de Paola.

El predio de Vicente López se transformó en punto de encuentro para que las familias se reunieran a comer, celebrar  y compartir un momento que los acercara a su pueblo natal. Y así se mantuvo durante muchos años hasta que sufrieron una usurpación del terreno. Tras años de batallar legalmente, pudieron recuperarlo y lo vendieron para adquirir el actual edificio, en 2010.

El legado de Ricardo Laino

Todo lo conseguido por la Unión Calabresa a lo largo de estos años se debe en gran parte a “El Tano” Laino. Desde el primer momento se ocupó de que la asociación creciera, se mantuviera en pie y se mantuvieran las raíces italianas.
“Ricardo estuvo conectado con la asociación hasta último momento. Cuando falleció, en octubre de 2018, se realizó una comida en su honor, con un minuto de silencio”, rememora Susana Sirimarco, vocal suplente de asociación.
“No sólo fue el fundador, también formó parte de FACA (Federación que agrupa a las asociaciones calabresas de la República Argentina) y en varias sociedades calabresas”, agrega Sanzone.
Era tal la dedicación de Laino y la devoción por San Francisco de Paola, que en 1976 fue uno de los gestores para que llegaran al país las reliquias del santo (su manto y un diente).
“Cuando llegaron las reliquias de San Francisco se armó una gran fiesta, Laino fue con varias personas a recibirlas y el manto recorrió varias sociedades y ciudades. Ricardo incluso conservaba un pedacito de ese manto, como una especie de amuleto”, cuenta Francisco.
Hoy su hija Graciela es la vicepresidenta de la asociación y su hijo Ricardo el tesorero de la misma, continuando con el legado iniciado por su padre.

La Unión calabresa en la actualidad

La asociación no sólo cumple un rol fundamental en la preservación de las costumbres calabresas y la conexión con los descendientes de los primeros inmigrantes. Al asumir Sanzone, se buscó conectar a la unión con el barrio, por eso se realizan diversas actividades para conectar con los vecinos.
“Hay clases de zumba, apoyo escolar, yoga, taller de la memoria, cultura japonesa y recientemente incorporamos los programas de la Fundación el Arte de Vivir”, cuenta Susana. Estas actividades se complementan con las clases de italiano y los almuerzos que se realizan una vez al mes con comidas típicas italianas y un show.
Por otro lado, Sanzone también mantiene una fluida conexión con Luca Branda, actual sindaco de Sant’Agata di Esaro. “Una de mis primeras medidas también fue la de comprometerme a incluir el nombre de Sant’Agata en el de la unión, porque los fundadores eran todos de ahí”, dice Francisco.

Unión Calabresa - Salón donde se realizan espectáculos y los almuerzos mensuales.

En el salón principal de la Unión hay una gigantografía del pueblo de Sant’Agata di Esaro.

“Se colocó una placa y se le entregó a cada fundador o a su señora, hijos o nietos, una medalla conmemorativa, explica Sanzone.
En 2012 llegó una comitiva encabezada por Luca Branda y Tullio Laino, representante de los santagatesi en el mundo, con carpetas del anagrafe. “El objetivo era reconectar a todos los santagatesi con sus raíces”, cuenta Susana.
Por otro lado, también se hizo un almuerzo grauito para reunir a todos los descendientes que pudieron contactar, para entregarles las partidas.
“Otra gran iniciativa fue regalarle 2 pasajes a dos santagatesi que nunca hubieran ido al pueblo. La misma fue organizada por la Comuna y se buscó que fueran personas que no tuvieran la posibilidad económica de viajar”, explica Francisco.

El futuro: seguir trabajando para mantener las raíces

El objetivo de Francisco es que cada vez más jóvenes se sumen a esta tarea tan apasionante. “Estamos en tratativas para que el Centro de Estudios Italianos de Olivos, que tiene convenio con la Universidad de Genova, nos alquile el tercer piso y parte del segundo para dictar clases acá”, cuenta Francisco.
La realidad es que se hace difícil afrontar los gastos que conlleva la asociación, pero Sanzone no se resigna y confía en poder seguir adelante con esta noble vocación.
En 2015 también inauguramos la Biblioteca Dario Vittori, con libros que donaron las hijas del comediante. Y la idea es seguir incorporando actividades que los vecinos puedan aprovechar”, agrega Susana.

Unión Calabresa - Francisco Sanzone quiere que la asociación siga creciendo.

La biblioteca Dario Vittori, con libros que pertenecieron al comediante y fueron donados por sus hijas.

El pasado 2 abril también parte de la comisión viajó a Mar del Plata para celebrar junto a distintas asociaciones calabresas los 75 años de la consagración de San Francisco como patrono de la gente de mar. La ceremonia y procesión se transmitió en vivo para los habitantes de Sant’Agata a través de las redes sociales.
La tarea no es fácil, pero el objetivo está marcado: seguir adelante para que las próximas generaciones no pierdan ese lazo de conexión con sus predecesores italianos que amaron su tierra. Quienes fundaron la Unión Calabresa San Francisco de Paola lo tienen claro, y hacia allí apuntan, con amor y esfuerzo.

Francisco Daniel Zazzu

Autore: Francisco Daniel Zazzu

Mi nombre es Francisco Daniel Zazzu, nací en Buenos Aires el 8 de mayo de 1986. Soy periodista y traductor público de inglés. Tres de mis cuatro abuelos eran italianos, mi abuelo materno de Roma y mis abuelos paternos de Sardegna. Gracias a ellos y a mis padres crecí en un entorno impregnado de costumbres italianas y entre historias de “Topolino”, domingos de pastas y “calcio”, y canciones de Lucio Battisti aprendí a amar a Italia como un ciudadano más, a la distancia. Hoy quiero transmitir un poco de todo eso e incentivar el amor por la Bella Italia, su historia y su cultura.

Unión Calabresa San Francisco de Paola: historia y origen ultima modifica: 2019-04-09T08:46:50-03:00 da Francisco Daniel Zazzu

Commenti

To Top