NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Arte y Cultura Personalidades

Susana Rinaldi, “La Tana” que llevó el tango al mundo

Susana Rinaldi

Susana Rinaldi participó del ciclo “Los Descendientes” que se realiza en el Istituto Italiano di Cultura a cargo del periodista Luis Mazas. Allí, “La Tana” habló sobre sus orígenes italianos, sus comienzos en la música, su exilio y su brillante trayectoria, con la cual se hizo conocida en el mundo entero. A lo largo de más de 50 años de carrera, Susana recibió innumerables premios, reconocimientos y condecoraciones de Italia, Francia, Chile y Finlandia.

Entre risas, fragmentos de canciones -aún conserva esa voz privilegiada que tantos elogios recibió- y anécdotas varias, Susana dejó frases y momentos para el recuerdo.

Susana Rinaldi: “La voz del tango”

En el marco de un clima distendido, Susana hizo una retrospectiva por toda su carrera, desde los inicios hasta el presente. A los 10 años de edad, estudió canto de cámara en el Conservatorio Nacional de Música, pero los primeros pasos como profesional los dio en la actuación. En 1957, debutó como actriz en Canal 7 y recién en 1969 se lanzaría como cantante.

Cuando el tango se encontraba en franca decadencia frente a géneros más populares, Susana irrumpió en la escena con un estilo muy particular. Dueña de una voz inconfundible, delicada por momentos y fuerte cuando así lo requería la canción, poco a poco fue ganándose un lugar a fuerza de luchar por lo suyo sin rendirse jamás.

“Las mujeres de mi casa, italianas ellas, siempre fueron muy decididas y me hicieron una luchadora”, contó. “Esa decisión me la pasaron a mí y también me enseñaron a aprovechar las oportunidades que aparecían”. Así fue como llegó a codearse con grandes figuras del tango como Cátulo Castillo y Mariano Mores.

Con el tiempo, Susana Rinaldi volvió a poner al tango en las primeras planas y la crítica especializada la bautizó “La Voz del Nuevo Tango”, por su llamativo talento. Canciones como “Sueño de Barrilete”, “Responso para un Hombre Gris” y “Malena” adquirieron con ella una amplitud inconmensurable que trascendió las fronteras.

Susana Rinaldi

Susana Rinaldi emocionada en su participación del ciclo “Los Descendientes”. PhotoCredit: Francisco Zazzu.

El exilio y la consagración

De la noche a la mañana, en plena dictadura militar, “La Tana” tuvo que abandonar el país. Su destino estaba en Europa, más precisamente en Francia. “Llegué a Francia y tuve el tupé de hacerle creer a la gente que yo sabía lo que estaban diciendo y no les entendía nada. Y al mismo tiempo, conocí gente maravillosa que me ayudó mucho”, rememoró Susana.

Allí, “La Tana” conoció a Bruno Coquatrix, dueño del L’Olympia de París“Alguien le habló de mí a Bruno y él dijo que no estaba para escuchar cantantes que vienen de lejos. Entonces el sobrino dijo ‘ella canta en un teatro, hay que ir a verla’. Entonces fue, y me escuchó cantar, pero vaya a saber qué esperaba encontrar…Creo que pensaba que el tango era una cuestión bastarda. Cuando me escuchó, volvió y le dijo a Bruno ‘ahí canta una mujer excelente, pero no creo que cante tango’. Coquatrix me dijo después que ellos pensaban que el tango no se cantaba, se bailaba”.

“Coquatrix fue a verme después y luego lo mandó al sobrino a decirme que me esperaba al otro día en el L’Olympia. Cuando fui sacó un libro enorme y me dijo ‘elija fecha’, yo creí que me moría y le dije ‘no le entendí bien’ entonces me dijo ‘¿cuándo quiere cantar?’ Yo le dije ‘mañana’. Me terminó contratando por tres meses casi, y debuté ahí y después fui al Théâtre de la Ville”. Fue en este último teatro municipal de París donde ofreció un concierto en la UNESCO invitada por el Presidente de la Asociación Internacional de Música, Jehudi Menuhin. A partir de ese momento, su carrera se volvió imparable. Tal es así que recorrió toda Francia y forjó grandes amistades, Julio Cortázar es un claro ejemplo.

“Italia forma parte de mi vida”

En la tierra de la Torre Eiffel, Susana expandió su carrera musical y saltó a toda Europa. Participó en el IV Festival Internacional de Música de Grecia, cantó en Israel, en España, Alemania y llegó a la tierra de sus antepasados. “A Italia entré por la puerta grande, les gustaba que mi apellido fuera Rinaldi y tuve muchas más facilidades, forma parte de mi vida”. En Italia, Susana recibió el premio TENCO en San Remo como mejor cantante extranjera y Embajadora Cultural. También, en 1978, fue galardonada con el Sagittario d’Oro, por su trabajo en el exterior para la promoción de la música popular argentina.

Por supuesto regresó en varias oportunidades, y hoy sigue conectada ya que en Italia vive su nieto mayor. Además, en Argentina actuó en el Teatro Coliseo y mantiene un fuerte vínculo con la comunidad italiana en el país, que reconoce en Susana a una personalidad destacada de la cultura y a una mujer luchadora y fuerte.

Una estrella eterna

Nuestro país ha dado grandes talentos y sin dudas Susana “La Tana” Rinaldi es una de ellos. No solo se destaca por su voz privilegiada, sino también por su humildad, su simpleza y su frescura. A lo largo de su vida, trabajó por cumplir sus sueños con pasión y, sobre todo, tenacidad, valores que también le transmitió a sus hijos, Ligia y Alfredo, músicos también.

“El tango es la música más popular e importante de todos los tiempos; mucha gente cree que es para bailar, pero el tango es para sentirlo, y morirse de pena…”, explicó. Y cuando ya iba finalizando la velada, dejó una frase de esas que quedan volando en el aire, “creo que la gente que canta, canta hasta morir, y yo pienso seguir cantando”.

Francisco Daniel Zazzu

Autore: Francisco Daniel Zazzu

Mi nombre es Francisco Daniel Zazzu, nací en Buenos Aires el 8 de mayo de 1986. Soy periodista y traductor público de inglés. Tres de mis cuatro abuelos eran italianos, mi abuelo materno de Roma y mis abuelos paternos de Sardegna. Gracias a ellos y a mis padres crecí en un entorno impregnado de costumbres italianas y entre historias de “Topolino”, domingos de pastas y “calcio”, y canciones de Lucio Battisti aprendí a amar a Italia como un ciudadano más, a la distancia. Hoy quiero transmitir un poco de todo eso e incentivar el amor por la Bella Italia, su historia y su cultura.

Susana Rinaldi, “La Tana” que llevó el tango al mundo ultima modifica: 2018-11-19T08:30:41+00:00 da Francisco Daniel Zazzu

Commenti

To Top