NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

ARTE E CULTURA Edificios históricos

Sabías que… ¡10 curiosidades sobre el Coliseo Romano!

Coliseo - Coliseo Portada

El Coliseo es uno de los edificios más emblemáticos de Roma. Junto con la Fontana di Trevi, el Panteón y la Basílica de San Pedro (en el Vaticano), el Coliseo se configuró como el gran sinónimo de la Ciudad Eterna. Aun cuando lo distingamos como un emblema del caído Imperio Romano, tal vez no sepamos la historia que lo envuelve. Por lo tanto,  en esta nota les contamos 10 curiosidades sobre él.

1. Alguna vez fue el Anfiteatro Flavio

Tal vez recordemos algo de nuestro paso por el colegio cuando estudiamos Historia Antigua y conocimos al Imperio Romano. Quizá alguno de nosotros, más afortunado, pudo recorrerlo en algún viaje a Roma. Sea de la forma que sea, todos tenemos algún conocimiento de él. El Coliseo fue construido en el siglo I d. C y está ubicado en el centro de la antigua y actual Roma. Lo podemos encontrar muy cerca del Foro romano y del Monte Palatino. Ahora bien, no siempre fue conocido por el nombre Coliseo. En realidad, nació como Amphitheatrum o Anfiteatro Flavio, ya que fue construido durante la Dinastía Flavia que reúne a los emperadores Vespasiano, Tito y Domiciano. 

2. Batallas navales en el Coliseo

Además de los conocidos juegos de gladiadores, el Coliseo también era sede de luchas y desfiles de animales exóticos, carreras de carros en la arena y batallas navales. Conocidas como las Naumaquias, las batallas de barcos eran el espectáculo más relevante y de mayor éxito en la antigüedad. Se recreaban grandes batallas marítimas e históricas conocidas por los espectadores. El escenario era capaz de llenarse y vaciarse de agua a gusto y piacere de la organización del espectáculo. Sin embargo, la ingeniería de este fenómeno sigue siendo un misterio. Algunas teorías señalan que la dirección de un acueducto se modificó hacia la arena. Otros investigadores explican que existían una serie de cámaras que llenaban y drenaban el escenario. Sea cual sea la explicación, los romanos debieron construir embarcaciones especiales y a escala para que no rozaran con el piso del Coliseo. 

el Coliseo se configuró como el gran sinónimo de la Ciudad Eterna

3. ¿Por qué lo conocemos con el nombre de “Coliseo”?

Esta nueva nominación se debe a que, durante la vida del Imperio Romano, había un coloso del emperador Nerón en las cercanías de la edificación, en la entrada a la Domus Aurea. Asimismo, dice la historia que, luego de la muerte del emperador, Vespasiano modificó la estatua y le agregó rayos de soles a la cabeza para hacer honor al dios Sol. De esta forma, fue nombrada Coloso Solís. Claramente, dicha estatua no llegó hasta nuestros días pero sí heredamos la denominación del edificio.

4. Coliseo, hijo de la Dinastía Flavia

Comenzó a construirse durante el reinado de Vespasiano, entre el 70 y 72 d. C. Sin embargo, la inauguración, que duró 100 días, fue en el año 80 de la mano de Tito. Y también fue modificado por Domiciano quien añadió el último piso. Los materiales utilizados en la construcción son bloques de travertino, hormigón, madera, ladrillo, piedra (toba), mármol y estuco. Tiene 188 metros de largo y 156 metros de ancho. Aunque la altura actual es de 48,5 metros, en su origen llegaba a los 52 metros. Estaba formado por la arena, las gradas, los subsuelos con túneles y la fachada. 

5. Espejo de la sociedad romana

Su estructura es ovalada y, en su tiempo, estaba organizado según las clases sociales. Cerca de la arena se situaban los emperadores, las personalidades públicas del gobierno y aquellos funcionarios de mayor rango. A medida que ascendían las gradas, se ubicaban los estratos inferiores de la sociedad. ¿Cuántas personas entraban? Más de 50.000 espectadores podían participar de los eventos. Además, en el verano, para protegerse del sol, se instalaban carpas de vela para resguardar a la multitud del agobiante calor, el cual es usual en Roma.

Coliseo - Arco
Originalmente, el Coliseo se llamaba Anfiteatro Flavio.

6. Símbolo de la Humanidad

No estamos errados cuando decimos que el Coliseo es uno de los íconos más importantes de la historia italiana y mundial. En 1980, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, que supone  la conservación, preservación y difusión de la importancia cultural como herencia común de la humanidad. Asimismo, desde el año 2007, forma parte de las nuevas 7 Maravillas del Mundo. Y nos falta mencionar un dato no menor: el Coliseo posee récord de visitas anuales, de hecho supera a la Galería de los Uffizi en Florencia. 

7. Un Coliseo de película

Miles son las películas y series que fueron filmadas en la ciudad actual pero también hay otras situadas en el antiguo Imperio Romano y, especialmente, en el Coliseo. Entre ellas se encuentra la serie Spartacus, que cuenta la historia del gladiador Espartaco quien dirigió la rebelión más famosa contra el Imperio Romano. Y no podemos olvidarnos de la gran galardonada Gladiador, estrenada en el año 2000. Sin embargo, frente al desconocimiento de la mayoría de los espectadores, esta película no fue filmada en el Anfiteatro Flavio, tal como se esperaba. El Coliseo no era un lugar adecuado para ingresar y maniobrar toda la maquinaria que supone la filmación de las escenas pertinentes. Por lo tanto, su director Ridley Scott debió reconstruir una réplica a gran escala del Anfiteatro en Malta y completar las dimensiones del espacio de forma digital. 

coliseo - Bandera Italiana
El Coliseo es uno de los edificios emblemáticos de Roma.

8. No a la pena de muerte

El Coliseo Romano se tiñe de ideales, por lo menos, una vez al año. Es elegido como símbolo de diversas campañas benéficas y de sensibilización. El Coliseo cambia de iluminación cada vez que, en el mundo, un hombre o una mujer se salva de la pena de muerte. Su iluminación se transforma, por 48 hs. Del clásico dorado pasa a estar iluminado con una luz blanca. Es decir, se transforma en un gran tótem de luz, un embajador de la vida, cuando  se conmuta una pena capital o se deroga la legislación que la sostiene. 

9. El Coliseo como pilar de otros edificios históricos

Aun cuando creamos que el Coliseo fue siempre un punto de atención para los ciudadanos de Roma, estamos equivocados. De hecho, en algunas épocas históricas cayó en desuso y se utilizó para otros fines. Luego de la Alta Edad Media, sirvió como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera. De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios. Parte de sus piedras, por ejemplo, se utilizaron para la edificación de la Basílica de San Pedro

10. Sede del Via Crucis romano

El lugar histórico donde ocurrieron los hechos, hoy conmemorados en Semana Santa, es Jerusalén. En el 1749, el Papa Benedicto XIV declaró al Coliseo de Roma como casa de todos los santos. Ordenó la construcción de un Vía Crucis alrededor de la arena, que sufrió modificaciones con el paso del tiempo. Por lo tanto, desde hace ya unos cuantos años, el Coliseo compite con ser el símbolo del Vía Crucis. Esto se debe a la tradición ya impuesta en Roma de realizar el último camino de Cristo en los alrededores del Anfiteatro Flavio. Y es notable la cantidad de turistas que viajan, a la Ciudad Eterna, para conmemorar esta fecha tan especial para el cristianismo.
¿Conocías estas 10 curiosidades? ¿Tenés otras para contarnos?

Autora de la foto de portada: Marina Artese Grillo

Sabías que… ¡10 curiosidades sobre el Coliseo Romano! ultima modifica: 2020-11-20T14:04:29-03:00 da Marina Artese Grillo
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top