NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Arte y Cultura

Libros en italiano viajando por el mundo: “Un libro con patas”

Libros en Italiano

Libros en italiano que, viajando desde Argentina hacia toda Latinoamérica a través de la “Biblioteca italiana itinerante”, ahora vuelven a cobrar vida para la colectividad italiana. Todo empezó con un libro perdido en Londres que cambió de dueño y de país entre una página y la otra…

Un libro ‘perdido’ en la metro

Era el año 1998 y, para salvarme del tráfico, decidí usar la metropolitana. En una ciudad como Londres, así como en Buenos Aires, una elección de este tipo te agiliza –obviamente– la movilidad. Al acomodarme, por primera vez, al lado del asiento que elegí, encontré un libro supuestamente “olvidado”. Mi pensamiento fue enseguida a esa persona que lo había perdido. Me imaginaba que estaría seguramente lamentándolo y yo sufría por ella; para mí, amante de los libros como soy, que me acompañan a donde quiera que vaya, significaría seguramente una pérdida importante.

Es verdad que un libro se puede volver a comprar, pero (suponiendo que lo hubiese perdido yo) darme cuenta que no lo tenía justo antes de irme a dormir me hubiese provocado mucha desilusión. Quien ama leer seguro me entiende…

Biblioteca Italiana Itinerante - Libros en Italiano

Biblioteca Italiana itinerante “La mia vita Italiana”.

No soy de agarrar las cosas de los demás, siempre el dueño puede volver. Aparte porque, en la línea amarilla que va en círculo, es fácil tomarla de nuevo y encontrarte en el mismo vagón media hora después. Sin embargo, esa vez el libro que me decía: “abrime”. Con un poco de vergüenza, lo miré de reojo, lo agarré y lo abrí. En la primera página decía:

Llévame, léeme y déjame en el punto exacto donde estés al encontrar el final. Fíjate que sea un lugar seguro al aire libre, no me puedo mojar, no me tengo que ensuciar y en lápiz debo llevar un mensaje para el próximo lector”.

De hecho, el lector anterior había escrito: “Esta lectura larga se la dedico a mi mamá”. ¡Me pareció genial, era la misma razón por la que lo hubiese leído yo! Me sorprendió, de todos modos, los rastros de lápiz borrado que los mensajes anteriores habían dejado.

“El pájaro canta hasta morir” llegó a Treviso, en Italia

El programa de reuniones al que tenía que asistir era largo, pero yo estaba totalmente en horario. Por tanto, no solo decidí tomarlo sino que empecé a leerlo y lo llevé conmigo para seguir con esta hermosa y novedosa tradición. Ese libro se titulaba: “Die Dornenvögel” y estaba escrito en alemán. En español, se titularía: “El pájaro canta hasta morir”. Si alguna vez tuvieron la posibilidad de leerlo, saben que es un libro bastante largo; por eso, este libro me siguió hasta Italia y llegó a su destino final en Treviso, donde me despedí de él escribiendo en lápiz mi nombre y un lindo mensaje para el próximo lector.

Aeropuerto de Treviso

Aeropuerto de Treviso.

De nuevo en el aeropuerto de Treviso, cinco años más tarde encontré el libro, “Uno, nessuno e centomila”, con las mismas características que en Londres, solo que esta vez era un libro en italiano y, como yo estaba por partir hacia París, el libro vino conmigo y lo dejé en “La Tireuse”, un simpático bar de la zona donde me hospedaba.

Lo extraordinario de esta experiencia es que, no solo el libro era guardián de su propia historia, sino que era testigo de la historia de cada persona que lo leyó, conoció ciento de mesitas de luz, escuchó ciento de conversaciones y fue apoyado en quién sabe cuántos lugares para seguir teniendo vida en otras manos,  otros ojos y en otra nueva historia.

Vivo entre los libros, amo los libros y, sobretodo, aprecio leerlos en su idioma original. He leído también libros en italiano online con la tableta o impresos bajados de Internet, pero nada me entusiasma más que el olor que emana el papel y el ruido ensordecedor que se escucha cuando paso de una página a la otra. Por eso, aunque no soy muy tradicional, confieso que lo disfruto más si lo tengo en mis manos y uso el marcapáginas cuando tengo que abandonar momentáneamente la lectura.

Los orígenes de la Biblioteca Italiana Itinerante

A partir de esta experiencia, surge el alma del proyecto “Biblioteca Italiana Itinerante”, que nació en el año 2018 en la provincia de Mendoza, Argentina. Entre sus características peculiares encontramos que: por un lado, existen amantes de la lectura tradicional, que no se resignan al ver un libro terminar su existencia tan solo porque han llegado a su final y, por otro, hay amantes de la lectura tradicional que desean disfrutar de un libro en italiano en la comodidad de su cotidianidad, haciendo que sea testigo de su propia historia.

Este matrimonio de deseos actualmente hace que la “Biblioteca Italiana Itinerante” cuente con cinco centros de distribución en Argentina: Mendoza, Puerto Madryn, General Roca, Tapalquè y Buenos Aires, todos ellos gestionados por privados descendientes de italianos inscriptos en La mia vita Italiana, así como en Lima, Perù, que pronto podrá contar con nuestro apoyo para comenzar esta aventura. Contamos ya con más de cuarenta libros en italiano viajando por la colectividad Italiana y muchos más que se están sumando.

“Quien ama los libros apoya esta iniciativa”

La biblioteca de la Facultad de Bolonia ha donado, en los últimos meses, una recopilación de 15 tomos sobre su historia, que nos enorgullece infinitamente. Además, la biblioteca itinerante cuenta con libros donados por otras bibliotecas, entre otros libros recibidos por personas que añaden al proyecto y que están deseosos de enviarnos más títulos para apoyar esta iniciativa.

Libros italianos itinerantes

Libros en Italiano donados por bibliotecas y privados.

Libros en italiano para disfrutar y practicar el idioma

El lector, contando además con un seguimiento online para discutir sobre el libro y apreciarlo aún más, puede confrontarse con quien ya lo ha leído o quien lo desea leer, abordando todas las actividades que surgen en torno a esta nueva forma de llegar a libros en italiano o, mejor dicho, hacer que ellos lleguen a nosotros para disfrutar de una intrigante lectura,  perfeccionar el idioma y dejarnos llevar por la imaginación de un autor contemporáneo.

Nada de esto hubiese sido posible si no fuera por el amor que existe, en cualquier parte del mundo, por un buen libro, sea en italiano o en cualquier otro idioma. Al ver el entusiasmo con el que todos trabajamos en pos de un mismo objetivo, siento que no hay tecnología que pueda opacar la fuerza que un libro lleva encubierto entre sus páginas.

Todos están invitados a participar de esta gran comunidad virtual, para disfrutar de un buen libro o ser pasamano en sus ciudades. Para hacerlo, pueden contactarse con nosotros y dar patas a muchos libros que están esperando emprender su viaje.

Lamiavita Italiana

Autore: Lamiavita Italiana

Me llamo Marina Trotta, soy la fundadora del centro/escuela “La mia vita Italiana” e Intendente indiscutida de “Valle delle Radici”, dos realidades virtuales que enseñan el idioma de Dante con el objetivo de atar el estudiante a una vida italiana que persista en el tiempo. Adoro los libros, la escritura y su difusión, por eso en el 2018 fundé la “Biblioteca Italiana Itinerante” para hacer llegar la lectura en lengua italiana a cualquier lugar en Argentina y en Latinoamérica.

Libros en italiano viajando por el mundo: “Un libro con patas” ultima modifica: 2018-07-31T09:30:05+00:00 da Lamiavita Italiana
Libros en Italiano viajando por el mundo - Un libro con patas
Libros en Italiano viajando por el mundo - Un libro con patas
Libros en Italiano itinerantes por el mundo en la colectividad Italiana

Commenti

To Top