NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Arte y Cultura Tradiciones

La lengua italiana, más allá de lo práctico

Lengua italiana - la bandiera sul monte

La lengua italiana es el cuarto idioma más estudiado en el mundo; o eso es lo que dicen las estadísticas. Pero aunque no fuera así, aunque fuese la que ocupara el último lugar, no dejaríamos por ello de considerarla en su belleza intrínseca, en el bien que representa para nosotros por sí misma.
Más allá de un sentido práctico, una lengua es el alma de un pueblo, la expresión más acabada de su captación del mundo, de la realidad toda, de lo más material a lo más intangible. La lengua italiana es lo que amalgama a esa sociedad milenaria de hombres y mujeres que habitan la península y sus islas, a los que emigraron por los cuatro puntos cardinales, a sus descendientes y a todos los que aman la italianidad.

Una actitud contemplativa

Al hablar de la lengua italiana nos estamos refiriendo primariamente a su aspecto sonoro, a las inflexiones sutiles emitidas por el aparato fonador humano y que son percibidas por el órgano auditivo. Sonido, voz; pero voz racional.
La voz es tan personal que solemos identificar a las personas por ella, aún mejor que por medio de la visión. Las voces de los parientes a veces pueden parecerse, pero jamás identificarse unas con otras. Más aún, podemos incluso identificar los estados anímicos de un amigo o familiar con solo oírlo hablar. Pero es forzoso que aquél que capta, que es receptor, lo sea a su vez de manera consciente, atenta y contemplativa.
Una vez que una sociedad asume con inteligencia esta peculiaridad de su capacidad vocal, puede desarrollar al máximo sus potencias, instaurando un sistema de signos sonoros destinados a forjar su identidad y susceptible de ser transmitida sin límite generacional. Éste es el gran logro del pueblo italiano.

Lengua italiana - Monumento a Dante Alighieri

La lengua italiana y su aspecto existencial

Un sentencia de Isidoro de Sevilla, erudito de los ss. VI y VII, dice así: “No de los pueblos las lenguas, sino de las lenguas los pueblos han nacido”Esta frase puede parecernos un trabalenguas, pero si nos detenemos en ella podemos notar cómo, desde la antigüedad, los hombres reconocen en su idioma un aspecto esencial de su existencia.
La lengua italiana nos configura, nos hace formar parte de un devenir milenario, nuestra existencia trasciende la propia temporalidad y se inserta en la historia de un pueblo que es figura de fortaleza, laboriosidad, ciencia, y la belleza de sus artes. No es posible el amor sin el conocimiento, no es posible amar la italianidad sin conocer su lengua.
La voz es una expresión de la interioridad, viaja por medio del aire, del aire emitido desde nuestro interior, aliento vital. No se reduce a meros sonidos articulados, es música cargada de contenido, de propia experiencia del trato cotidiano con las cosas, con uno mismo. Una música que se comparte, que es capaz de mover sentimientos, de despertar la inteligencia, de crear lazos inquebrantables.

Lengua italiana - Dante

La experiencia de la lengua italiana

Hablar italiano significa pensar en italiano. Para una persona cuya lengua principal no es el italiano puede resultar arduo, pero una vez que se adquiere el hábito se abre un horizonte nuevo, se comienza a vivir de una manera nueva.
Filoctetes, personaje de la homónima tragedia de Sófocles, reconoce a los que se acercan a la isla donde se encuentra solo y abandonado, no tanto por sus vestidos, sino por su lengua. Se conmueve al oír hablar su lengua materna después de largos años de vivir entre las bestias y exclama: “¡Oh queridísimo lenguaje!”.
Es posible que algunos hayan tenido la experiencia de visitar un país donde no se habla la propia lengua y, de repente, en medio de un paseo, oír a alguien que habla el mismo idioma. Aún siendo una persona extraña, inmediatamente nos llama la atención y hasta nos resulta querida. Pues bien, así sucede con centenares de miles de inmigrantes italianos que en nuestro país se encuentran con alguien que habla la lengua de su tierra.
Para un italiano que cuenta ya largos años en nuestro país, oír a alguien hablar en italiano le hace sentirse en casa nuevamente, aunque haya encontrado en Argentina un segundo hogar. Inmediatamente se genera un vínculo afectivo que trasciende edades, regiones, y a las personas mismas.
Por esto es necesario reconocer el valor que la lengua italiana tiene más allá de lo práctico. Aún cuando cumpla una función práctica, ir más allá, y amarla por lo que es.

Franco Mangarella

Autore: Franco Mangarella

Pertenezco a una familia de origen siciliano. Nací en la provincia de Tucumán (Noroeste de Argentina). A los 22 años me mudé a la ciudad de La Plata para realizar mis estudios superiores musicales y humanísticos, logrando graduarme en Òrgano de tubos y también en Filosofía.
Para mí, la mayor satisfacción es leer, los conciertos en mi instrumento y también tocar el acordeón en las fiestas de la comunidad italiana.

La lengua italiana, más allá de lo práctico ultima modifica: 2019-07-03T07:00:57-03:00 da Franco Mangarella

Commenti

To Top