itBuenosAires

Entrevistas Gastronomía

La historia de Don Julio, el mejor restó de Latinoamérica

Don Julio - Parrilla

Por primera vez en la historia, un restó argentino ocupó el primer puesto de la exquisita lista Latin America’s 50 Best Restaurantes. Por tal motivo, los medios argentinos, en especial Infobae, se acercaron al fundador de la parrilla Don Julio -Guatemala 4699-, Pablo Rivero, para poder charlar con él y que revele algunos de los secretos mejor guardados. Don Julio alcanzó la cima de los “50 mejores restaurantes” del mundo gracias a su hospitalidad, su carta de vinos y su enfoque singular frente a los ingredientes utilizados en la cocina.

Don Julio - Carne
Un pedazo de carne de la parrilla Don Julio

La palabra del dueño, Pablo Rivero

El anuncio tuvo como principal objetivo ayudar a los restaurantes a entrar en la siguiente etapa crítica de recuperación con respecto a la pandemia. “Estamos muy contentos. Agradecemos al equipo, a los clientes, a la gente que nos apoya, a los colegas y a todos los que hicieron posible que hoy Don Julio esté en el primer lugar de esta lista. Solo somos nuestra mejor versión, sabemos perfectamente que no somos mejores que nadie. Nada ha cambiado. Vamos a esperar a la gente de la misma manera que la esperamos hace veinte años”, dice Rivero, un tanto emocionado.
Ubicada en pleno Palermo, la parrilla es un clásico de toda la semana y lo demuestran las decenas de clientes que hacen fila en la puerta del lugar para poder degustar sus mejores platos.

La historia de la familia de Pablo Rivero

Rivero abrió las puertas de Don Julio en 1999, gracias al acompañamiento de sus padres y de su abuela. Los Rivero vivían en el primer piso de la esquina en la que ahora funciona el restaurante, cuyo nombre rinde tributo a un amigo que los inspiró al comenzar el negocio. 
Donde hoy se encuentra el restó, había otro local de comidas que no funcionaba. Por aquel entonces, Pablo tenía 20 años y hoy es uno de los referentes de la gastronomía.

La carnicería Don Julio

Otro de los puntos fuertes del restó es la carnicería Don Julio, que si bien no está abierta al público, es donde se estaciona la carne que viene en los camiones antes de ir a la mesa del comensal. “Acá llega la carne, se pesa y se guarda en la cámara a temperatura óptima para no arruinar el producto”, aclaró. “Trabajamos 12 toneladas de carne vacuna”, comenta Rivero, mientras entra a la cámara donde cuelgan unos 30 trenes de bife en un sistema de serpentina.

Cuántas personas trabajan en Don Julio

Don Julio - Empleados
Los parrilleros de Don Julio.

En el restaurante trabajan 40 empleados, y si falta alguno, la noche se ve afectada. Según el dueño, “todos son importantes”. Con respecto a lo que significa esta típica comida para los argentinos, Rivero, dice que “es un ritual familiar”. En el asado, puede haber “una conversación que tenemos entre abuelos, padres e hijos. Nos vamos iniciando alrededor del fuego primero de niños cuando nos hacen recolectar ramas para la leña, más adelante prendemos el fuego, después nos dejan vigilar la carne, hasta que no nos damos cuenta y somos los asadores de la familia”, explica sobre la tradición. “Durante un asado -continuó- se reúne la familia, se resuelven los problemas y se celebran eventos. Es una sensación que atraviesa a toda la sociedad. Es parte de la argentinidad”, cierra.

La historia de Don Julio, el mejor restó de Latinoamérica ultima modifica: 2021-02-01T08:05:00-03:00 da Iván Mónaco

Commenti

Subscribe
Notify of
0 Commenti
Inline Feedbacks
View all comments
To Top
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x