NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Entrevistas Italianos en Buenos Aires

Julia Calvo: Serafina, la mamma que nos llegó al corazón

Cropped Escena En La Cocina.jpg

La actriz de gran trayectoria en televisión y en teatro nos brindó parte de su tiempo para contarnos su experiencia en el rol de Serafina. En la novela “Argentina, Tierra de Amor y Venganza (ATAV)”, ambientada entre 1938 y 1940, personifica a una inmigrante genovesa, dueña de un conventillo y, con su acento perfectamente logrado, con su temperamento único y con su historia, logra llegar al corazón de muchos televidentes y, quizás, aun más a los que tenemos familiares que emigraron de Italia.

Entrevista a Julia Calvo

Luego de realizar su función en Paseo La Plaza, donde interpreta a la estoica nana en “Después de Casa de Muñecas”, obra escrita por Lucas Hnath, Julia nos brindó una cálida entrevista donde pudimos preguntarle sobre Serafina, el personaje que le tocó interpretar en la novela del prime time de canal 13.

Serafina - Entrevistandola
Durante la entrevista. PhotoCredit: Nahir Teren

¿Cómo te llega el papel de Serafina?

“Me enteré de la propuesta en noviembre del año pasado. Al principio, iba a ser Josefa, una española. Yo ya había hecho de varias españolas, madrileñas, andaluzas, etcétera. Estando de vacaciones en España, me llamó el director y me dijo que, al ya haber dos españoles en el conventillo, yo representaría a una inmigrante italiana. Querían que sea de Génova, que venga de ciudad. No sabía nada de italiano. Solo tres o cuatro palabras, las que uno puede imaginarse: madonna santa, mamma mia. Los que hacen el papel de mis hijos tampoco saben italiano. Me llaman la mamma en la novela, por pedido mío a los guionistas, ya que ellos se criaron con una madre que les hablaba en italiano. Siempre comprendieron mis diálogos, una sola vez Ana (interpretada por Candela Vetrano) me preguntó el significado de algo, pero solo en ese momento”.

Entonces, al no saber el idioma, ¿de qué manera lograste tan bien el acento?

“Mirá, cuando me preguntan qué virtud tengo, creo que es la fascinación por los idiomas y, además, tengo un gran oído musical. Creo que en otra vida estuve o estaré relacionada con la música. Evidentemente, algo de música en mi sangre hay porque me salió naturalmente. Los guiones, al principio, estaban escritos en español castizo, así que iba traduciéndolos yo misma. Luego, fueron agregando alguna que otra palabra en italiano y me pedían que, cada tanto, dijera algo en ese idioma. No pude, digo casi todo en italiano. Adrián (Suar) me preguntó si iba a hacer algún tono, y le dije que no, que iba a ver cómo me las arreglaba sola. No tuve coach como tuvo Eugenia Suárez para hacer de Raquel, una inmigrante polaca. Voy traduciendo mis guiones, mis diálogos. Todo es composición mía. Me sirvió mucho escuchar el doblaje al italiano que se hizo sobre mis personajes en Padre Coraje y en Casi Ángeles, dos novelas muy famosas en Italia; además, vi películas y escuché canciones. Hace poco, me llamó mi tía, que está estudiando italiano y me dijo que realmente Serafina era una tana“.

¿Te sirvió compartir escenas con Ruggero Pasquarelli, que es italiano?

“¡Sí! Fue genial. Cuando se incorporó a la novela, pensé que lo habían mandado para que me controlara, ja. Es amoroso, amoroso. Le mencioné una frase en italiano y le pregunté si le parecía que sonaba bien, y me dijo que era espectacular, ¡mejor que él! Hubo ciertas escenas escritas en italiano, así que en esos momentos nos pegábamos unas ‘panzadas’, lo disfrutábamos mucho. Luego, apareció el hermano, interpretado por él también, que tenía otra tonada, ya que venía de otra región”.

¿Serafina te acercó más a la gente?

“Sí, claro. Se me acerca gente de mi edad o mayores, sobre todo. Muchos me comparan con su abuela. Me pasa en el teatro, muchos espectadores, al verme, me preguntan si voy a hablar en italiano, ¡ja!. También muchos conectan con el personaje por sus historias, por los recuerdos de familiares inmigrantes. De hecho, Serafina no cuenta mucho sobre su pasado, y creo que tiene que ver con lo que era emigrar en ese momento: cerrar capítulos. Los inmigrantes sin mucho dinero, por lo general, no volvían a verse con sus familiares, ni tampoco volvían al país de origen. Por eso, destaco una escena con Aldo (interpretado por Gonzalo Heredia), en la cual él decide irse con su novia polaca a vivir a los Estados Unidos. Serafina sufre porque sabía que no lo volvería a ver nunca más, tal como le pasó a ella al emigrar de Italia. En esa escena, no podíamos parar de llorar ambos, luego de haberla ya grabado”.

Serafina - En una escena de la novela
Serafina junto con Raquel, dos inmigrantes: una proveniente de Italia y otra de Polonia. PhotoCredit: eltrecetv.com

Por último, ¿hubo alguna escena que haya sido particularmente especial?

“Mirá, las escenas en el conventillo, más que nada en la cocina, las disfruto mucho. Me gusta cuando de repente le revoleo el repasador a alguno, ja, mostrando el temperamento bien tano. Encima, a Serafina le pasan cosas que van en contra de sus principios, casi nada ocurre como lo desea. Mis escenas preferidas son en las que provoco llanto y risa a la vez. Eso me encanta. Pero ahora recuerdo que disfruté muchísimo el final de la primera parte, donde tenía que decir dos oraciones, el avemaría y el padrenuestro. El avemaría me fue muy natural, pero con el padrenuestro sentí una potencia muy tremenda, ya que no es un canto, tiene una rogativa muy fuerte. ¡Qué placer rezar en italiano!“.

Serafina - Junto con Julia Calvo en la entrevista
Junto con Julia Calvo en su camarín. PhotoCredit: Nahir Teren

Quiero agradecer, personalmente, a Julia Calvo, por su tiempo, humildad, calidez y generosidad. Estuvimos hablando durante, aproximadamente, una hora, luego de que ella finalice su función. Se aprende mucho de artistas como Julia. Gracias, Serafina, por acercarnos un poco más a nuestras raíces italianas y por traer a la memoria de los televidentes recuerdos que, quizás, se tenían algo olvidados. Serafina será un personaje que quedará para siempre en nuestros corazones.

Nahir Teren

Autore: Nahir Teren

Autore: María Nahir Teren Me llamo María Nahir Teren. Nací en Monte Grande, provincia de Buenos Aires, el 21 de marzo de 1992. Soy Traductora Pública de Inglés, Correctora Internacional de Textos en Idioma Español, y me dedico, principalmente, a dar clases de conversación en inglés vía Skype. Desde chica, gracias a mis nonnos maternos, respiré todo lo referido a Italia: desde el idioma hasta el olor a un típico tuco, pasando por los programas que la RAI transmitía. Romano y Rosina: ellos hicieron que yo ame a Italia y aún más sus lugares de origen, Venezia y Urbino, respectivamente.
Julia Calvo: Serafina, la mamma que nos llegó al corazón ultima modifica: 2019-09-20T09:40:05-03:00 da Nahir Teren

Commenti

To Top