NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Noticias

Día del trabajador: nuestro homenaje a los italianos

Dia Del Trabajador - Inmigrantes Italianos

Hoy se celebra en todo el mundo el Día del Trabajador, en homenaje a quienes lucharon a favor de las clases trabajadoras. Recordamos especialmente a los inmigrantes italianos que con mucho esfuerzo y dedicación trabajaron para crecer en nuestro país.

El Día del Trabajador en el mundo

La Jornada Internacional de los Trabajadores se instauró por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889. El día es un homenaje a los Mártires de Chicago (Estados Unidos de América). Desde hacía un tiempo, los trabajadores reclamaban una reducción de la jornada laboral a 8 horas. Ante la constante presión, el presidente Andrew Johnson promulgó una ley en la que establecía las 8 horas de trabajo diario. Sin embargo, los empresarios decidieron no acatarla y los trabajadores de Chicago iniciaron una huelga el 1º de mayo.
A partir de ese momento, el conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando más de 400.000 obreros en 5.000 huelgas simultáneas. La fábrica Mc. Cormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo la policía disparó contra los manifestantes.

Día del Trabajador - El 1ro de mayo se recuerda a los llamados Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886 en Estados Unidos.

Placa conmemorativa del gobierno de Chicago dedicada a los trabajadores involucrados en el incidente de Haymarket, los mártires de Chicago.

No existe un número exacto de los que sufrieron la persecución y el maltrato, pero fueron miles. La mayoría eran inmigrantes europeos: italianos, españoles, alemanes, irlandeses, rusos, polacos y de otros países eslavos.

Los inmigrantes italianos: pilares del progreso argentino

Recordar el Día del Trabajador en Argentina es recordar a aquellos cientos de miles de inmigrantes italianos que llegaron a nuestro país entre fines del siglo XIX y mediados del siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial. Con poco y nada, calabreses, sardos, sicilianos, piamonteses y toscanos, entre otros, arribaron al puerto de Buenos Aires con la ilusión de forjar un futuro mejor.
Fueron ellos quienes se encargaron de los trabajos más duros y forzosos que la aristocracia argentina no quería realizar. Muchos italianos consiguieron trabajo como albañiles, jardineros, canillitas, obreros. Otros tanto ingresaron a trabajar en fábricas como personal de maestranza, de cadetería o de mantenimiento. ¿El objetivo? Poder darles a sus hijos un futuro mejor y que pudieran convertirse en profesionales.

Día del Trabajador - Los niños e inmigrantes eran empleados en fábricas en condiciones precarias.

Los trabajos más duros eran ocupados principalmente por inmigrantes y niños que tenían que trabajar en condiciones precarias por un salario mínimo.

Dominados por la nostalgia pero también por las ganas de progresar, los italianos que llegaron a Argentina rápidamente buscaron adaptarse al nuevo contexto y, para no perder las raíces, fundaron sociedades y uniones donde los fines de semana se reunían para compartir un momento entre paisanos.
Para los inmigrantes que llegaron después de la Segunda Guerra Mundial, ir a otro país era la única posibilidad real que tenían para mejorar sus condiciones de vida. Europa estaba devastada y, sobre todo Italia, sufría una grave crisis social y económica. La decisión nunca fue fácil, pero afrontaron la misma con el sueño de una vida mejor.

En busca de un futuro mejor: trabajadores de la esperanza

Según datos del Museo de la Inmigración, en términos de ocupaciones, a principios del siglo XX el 78,7% de la población activa eran trabajadores agrícolas o trabajadores no cualificados, 10,7% artesanos, y sólo el 3,7% trabajaba en el comercio o como profesionales. A mediados de siglo, las cifras eran: 68 % trabajadores agrícolas, 13% jornaleros no calificados, 10% trabajadores calificados y semicalificados, 2% comerciantes y otro 6% se registró como “otros”.
El número de inmigrantes ocupados era de 1.475.073, mientras que unos 208.888 estaban desempleados. Muy pocos inmigrantes eran hombres de negocio o profesionales pero con el paso del tiempo los números fueron mutando. Sin embargo, nunca dejaron de buscar progresar, aprender y crecer como personas y como trabajadores. Valientes, sacrificados y con valores, trabajaron por la grandeza de la Argentina y hoy en este día tan especial los recordamos a todos ellos con orgullo y cariño.

Francisco Daniel Zazzu

Autore: Francisco Daniel Zazzu

Mi nombre es Francisco Daniel Zazzu, nací en Buenos Aires el 8 de mayo de 1986. Soy periodista y traductor público de inglés. Tres de mis cuatro abuelos eran italianos, mi abuelo materno de Roma y mis abuelos paternos de Sardegna. Gracias a ellos y a mis padres crecí en un entorno impregnado de costumbres italianas y entre historias de “Topolino”, domingos de pastas y “calcio”, y canciones de Lucio Battisti aprendí a amar a Italia como un ciudadano más, a la distancia. Hoy quiero transmitir un poco de todo eso e incentivar el amor por la Bella Italia, su historia y su cultura.

Día del trabajador: nuestro homenaje a los italianos ultima modifica: 2019-05-01T07:00:53-03:00 da Francisco Daniel Zazzu

Commenti

To Top