NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Italianos en Buenos Aires

Caterina Bruno: de Nápoles a Buenos Aires

Caterina Bruno

Caterina Bruno tiene 21 años y estudia en la Universidad de Nápoles “L’Orientale”. Su familia es del sur de Italia y ella vivió toda su vida en Calabria. Pero hace tres años, se mudó a la capital de Campania para estudiar. Actualmente, Caterina se dedica al estudio de la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales y está en el último año de la carrera que concluirá al final de su estadía en Argentina.

¿Cuánto tiempo pasaste en nuestro país?

“Llegué en julio del 2018 gracias a una oportunidad ofrecida por mi universidad para cursar un semestre en la Universidad de La Plata. En el año 2017, fui a España, a la Universidad de Almería, por otro intercambio. Al regresar, tenía muchas ganas de volver a un país hispano hablante, así que aproveché esta oportunidad”.

Caterina Bruno

PhotoCredit: Caterina Bruno

Caterina Bruno: la tesis que la trajo a la Argentina

Caterina cuenta que está llevando a cabo un trabajo de investigación por su tesis de grado que realiza con la Profesora de Historia Social de La Universidad de Nápoles, Maria Rosaria De Rosa. Siempre le han llamado la atención las importantes temáticas que han afectado a la sociedad a lo largo de la historia. Cuando supo de haber ganado la beca, habló con ella sobre la posibilidad de aprovechar este período en el que viviría en contacto con la cultura argentina. Y, de este modo, elegir como trabajo de tesis un tema que pudiera conectar su experiencia en este país con aquello a lo que se dedica.

¿De qué se trata esta beca?

“Mi universidad tiene un convenio con la Universidad de la Plata para que los estudiantes de la Orientale puedan cursar una o más materias en Argentina por un tiempo. Cuando salió la convocatoria, me apunté y tuve una entrevista para la selección. Después de haber completado todos los trámites, llegué a la Argentina y empecé mis estudios para cursar Historia Social Latinoamericana en la Facultad de Sociología”.

Contame sobre la investigación que llevaste a cabo en nuestro país…

“Cuando me enteré de haber obtenido la beca, empecé a documentarme sobre Argentina. Me di cuenta de la fuerte relación que hay entre este país e Italia. Los procesos migratorios del ‘800 y de la segunda mitad del ‘900 modificaron la sociedad argentina. Al mismo tiempo, dieron la oportunidad a los demás italianos de empezar otro ciclo de vida. La hibridación cultural que se verificó con este importante fenómeno social fue increíble. Fueron dos culturas que se mezclaron de manera natural”, explica la entrevistada.

Caterina Bruno

“En mi familia, muchos experimentaron la vida de migrante. Algunos se fueron a Estados Unidos y a Brasil, otros migraron del Sur al Norte de Italia. Las motivaciones fueron diferentes. Algunos se quedaron y otros volvieron. Ciertas historias fueron más difíciles que otras pero todas tienen en común el amor y el respeto por sus propias raíces y por las de los países a los cuales se fueron  y que incorporaron con el tiempo”. PhotoCredit: Caterina Bruno

“Hasta ahora, la mayoría de las personas que he conocido me han contado algo que tiene que ver con Italia y muchas de las historias me han emocionado. El tema del trabajo de investigación es hacer un recorrido por las migraciones italianas en Argentina y considerar cómo los italianos se integraron en este país desde el punto de vista socio-económico y averiguar cuáles son los elementos que en las costumbres y en la lengua argentina fueron más afectados por los italianos. Incluso, estoy considerando el tema de los ‘nuevos migrantes’, o sea los italianos que hoy en día deciden mudarse acá.

Estudiar las migraciones pasadas para apreciar la multiculturalidad

Caterina indica que nos encontramos en una época en la cual las migraciones siguen siendo un fenómeno importante. Y, tal como ella explica, hay una variedad de motivaciones que empujan a las personas a alejarse de su propio país hasta, desafortunadamente, las más graves y desesperadas.

“Es importante entender que siempre hemos sido poblaciones migrantes, de un país a otro, o incluso en el interior del mismo país. Y todo lo que tiene que ver con las varias culturas es el resultado de las conexiones entre las personas a lo largo de los siglos. Por eso, estudiar las migraciones pasadas nos permite apreciar la multiculturalidad de las sociedades en las cuales vivimos actualmente. Argentina, en particular, es un ejemplo para considerar como, en el caso de los italianos, la llegada de personas de otro continente -que hablaban una lengua diferente- no representó un obstáculo a la hora de crear una comunidad homogénea”.

Para llevar a cabo tu investigación, ¿precisarías ponerte en contacto con alguna persona en especial?

“Agradecería la ayuda de todos los que estén relacionados con este tema. Los círculos, las asociaciones y todos los que tengan una historia personal o de alguien conocido. Para contarme, pueden escribirme al mail brunocaterina1@gmail.com.

Caterina Bruno

PhotoCredit: Caterina Bruno

Caterina Bruno y su estadía en Argentina

“Esta experiencia, que culminó el mes pasado, ha sido increíble. He tenido la oportunidad de conocer de cerca una sociedad acogedora, abierta y disponible. El intercambio me dio la oportunidad de conocer gente de todo el mundo, sobre todo de Latinoamérica. Todos los argentinos han ayudado a vivir esta experiencia de la mejor manera, haciéndonos sentir como en casa y enseñándonos mucho de su cultura. Hay varias cosas que se parecen a Italia desde el folclore y la comida, hasta la actitud de relacionarse con la gente”.

Julieta B. Mollo

Autore: Julieta B. Mollo

Periodista y Profesora de italiano. Nacida en Buenos Aires, Argentina, en el año 1991. Viví seis años en Italia. Quiero repetir la experiencia. Soy fanática de las series y de las películas. Amo Italia, la música, comer y dormir. La dolce vita.

Caterina Bruno: de Nápoles a Buenos Aires ultima modifica: 2019-01-01T08:00:18+00:00 da Julieta B. Mollo

Commenti

To Top