NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itBuenosAires

Deportes

Boca-River, River-Boca: “La final del mundo”

La final del mundo

Inmediatamente, la apodaron la “Final del mundo“. Los clásicos número 458 y 459 (al menos según las estadísticas oficiales) entre Boca Juniors y River Plate, válidos para la final de la Copa COMNEBOL Libertadores, la última asignada con la fórmula de doble final. Un evento histórico, con rasgos épicos, para el fútbol argentino y, en general, para el deporte mundial.

“La Final del mundo”: un desafío con muchos significados

El partido tiene un gran significado, que va más allá del deporte. También involucra aspectos sociales y culturales, casi filosóficos. Un fútbol más popular, más atrevido, en cierto sentido más visceral y emocional el de Boca; siempre más organizado, más elegante, más razonado el de River. Una sociedad más cercana a la vida del “Barrio“, más humilde de alguna manera, la Boquense; “traidores” de los vecinos y millonarios, los del River. Son las grandes estrellas argentinas, que luego se convirtieron en estrellas del fútbol mundial, quienes llevan al olimpo del fútbol el gran nombre de ambos equipos.

Se trata de una rivalidad que viene de lejos: desde los albores de los dos clubes en el barrio de La Boca, desde los orígenes genoveses de ambos equipos. Desde el primer enfrentamiento oficial el 24 de agosto de 1913, terminado 2-1 para el conjunto platense. Boca-River, River-Boca son sinónimo de expectativa, rivalidad, pasión. A menudo, más allá de los límites de la comprensión razonable. Lamentablemente, muchas veces, más allá de los límites de la ley.

La Boca

El barrio La Boca, lugar de nacimiento de Boca Junior y River Plate

Los superclásicos inolvidables

Para los hinchas, cada superclásico ganado es un friso indeleble en la memoria, pero algunos más que otros han hecho historia. En la lista de enfrentamientos memorables, los Xeneizes recuerdan muy bien la estrecha victoria del 9 de diciembre del ’62, justo cuando en el final del partido y con el resultado de 1-0, el arquero azul y oro (evidentemente adelantándose antes de lo permitido por el reglamento) tapó un penal. También, la victoria del 22 de diciembre de ’76 ocupa un lugar destacado en los corazones de los Boquenses, cuando la final del Torneo Nacional se decidió con un gol de Rubén Suñé de tiro libre. Luego, los partidos con Ruggeri, Gareca, Caniggia y, sobre todo, con Maradona.

Para los Millonarios, entre los partidos inolvidables, podemos mencionar el 8 de noviembre del ’42, cuando después de un empate en remontada, el equipo pudo celebrar con la “vuelta olímpica” en la cancha de los eternos rivales, el triunfo en el campeonato nacional. O incluso el partido del 11 de diciembre de 1994, cuando gracias a los goles de Gallardo, Ortega y Francescoli, nuevamente en la casa de los rivales, los Millonarios hipotecaron el título nacional.

Los antecedentes en copa

Para los dos equipos, este no es el primer partido eliminatorio y ni siquiera la primera final. Un antecedente de final había sido justo este año para la asignación de la Supercopa Argentina, ganada por River, durante la cual parecía ya marcada la apoteosis de la rivalidad entre los dos clubes.

En Libertadores, los equipos ya se han enfrentado ocho veces, pero nunca por el título. El balance general ve a los equipos a la par, incluso si el campo premia ligeramente a Boca. En el 2000, en el doble enfrentamiento en los cuartos de final, a dar el pase para el siguiente turno a los Xeneizes fue una remontada de tres goles, con el sello final del héroe local, Martín Palermo. En 2004, la semifinal se decidió a favor de los azul-oro, con los penales después de 210 minutos de dura batalla. El match permanecerá en la historia por el “Gallinita” de Tevez como irreverente celebración de un gol. En el partido de vuelta de los octavos de final de la copa 2015, fue el River el que se regocijó por el pase al siguiente turno. Sin embargo, no fue el campo el que decidió el resultado, sino la agresión con gas pimienta a algunos jugadores del River Plate por un hincha de Boca, que llevó la federación a deliberar el éxito en favor de los Millonarios.

Final del mundo, un partido clave.

El monumental, la cancha del River Plate, lugar donde se jugará la “Final del mundo”.

La final

Esta vez es otra historia, es la Final del mundo. El superclásico decidirá la victoria de la máxima competición sudamericana. Los dos clubes se enfrentarán liderados por los respectivos directores técnicos, Gallardo (que no estará presente por descalificación) y Schelotto, ya banderas en la cancha cuando eran jugadores y líderes en la banca hoy. Quienes ganen serán alabados por sus fanáticos para siempre; los que pierdan tendrán que sufrir la vergüenza de la derrota y la burla de sus oponentes.

Para dar más suspenso a la espera, el clima provocó el aplazamiento de un día de la final de ida. También el resultado de la Bombonera deja todo en la incertidumbre. De hecho, en la cancha xeneize el encuentro terminó con un empate, con goles de las estrellas Wanchope Abila y Benedetto para los anfitriones, y del delantero Pratto y un gol en contra, para los visitantes.

En resumen, los elementos para un final increíble para los hinchas y los fanáticos de este maravilloso deporte están todos ahí. La espera para el show del partido, la “Final del mundo”, está a punto de terminar. Lo importante para disfrutarlo de verdad, será recordar que al final…es “solo” un juego.

Boca-River, River-Boca: “La final del mundo” ultima modifica: 2018-11-23T10:00:31+00:00 da Dante Aloisi

Commenti

To Top